search
top

Avanzando en la ciencia

Una grave escasez de donantes de órganos para el tratamiento de la insuficiencia orgánica terminal pone de relieve la necesidad urgente de generar órganos a partir de células madre pluripotentes inducidasA pesar de muchos informes que describen la diferenciación funcional de células, los estudios no han tenido éxito en la generación de un órgano vascularizado de tres dimensiones tales como el hígado. A pesar de los esfuerzos deben derivarse de traducir estas técnicas a los tratamientos para los pacientes, esta demostración de prueba de concepto de órgano-bud trasplante proporciona un nuevo enfoque prometedor para estudiar medicina regenerativa.

Takanori Takebe acaba de tocar el cielo de la ciencia con solo 26 años.

Junto a su equipo de la Universidad de Yokohama (Japón) ha creado microhígados (unas estructuras hepáticas primigenias, o yemas) de cuatro milímetros. Lo ha logrado manipulando células madre iPS (la gran esperanza de la medicina regenerativa, células normales de la piel reprogramadas para poder convertirse en cualquier linaje celular).

Las yemas cumplen dos características clave para el diseño de órganos de laboratorio: están vascularizadas y son tridimensionales. En ratones, estos miniórganos se injertan sin problemas y funcionan (producen proteínas características de este órgano), lo que representa toda una esperanza para la fabricación de órganos para trasplante en el futuro. Nature publicó la investigación el jueves con Takebe como primer firmante del artículo

.

Deixa un comentario

top